La Operación de Prótesis de Rodilla

Antes de la intervención se procede al rasurado y desinfección de la zona si fuera necesario. Para administrarle sueros y medicamentos se le colocarán al paciente vías en el brazo a lo largo de todo el procedimiento operatorio e inmediato postoperatorio. La anestesia que se le administrará puede ser regional (parte inferior del cuerpo), o general, dependiendo de cada caso.

Una vez en el quirófano se inicia el procedimiento. En primer lugar se realiza una incisión de unos 20 o 25 centímetros en la rodilla. A continuación la rótula es apartada por el cirujano, que para colocar las piezas de reemplazo o prótesis cortará los extremos ya desgastados de la tibia y el fémur. Si no se reemplaza también la rótula, se cortará levemente para que encaje perfectamente con las nuevas piezas que se van a implantar. Para mejorar la fijación, en la mayoría de los casos, se coloca en la rótula un botón de plástico. Posteriormente se acopla cada parte de la prótesis de rodilla a los huesos, una de ellas a la tibia y la otra al fémur. Para fijar los elementos de la prótesis al hueso y a la rótula, se utiliza un cemento óseo especial. Finalizados estos pasos los tendones y músculos alrededor de la rodilla nueva se reparan, cerrando la incisión a continuación.

La operación dura aproximadamente dos horas, dependiendo de cada caso y de las necesidades del paciente.

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar